Celebrar los 15 años en el Año Santo, ¡es una bendición asegurada !

Una de las decisiones más difíciles que cambió mi vida fue mudarme de Miami a España, sola con mis dos hijos (15-12 años). Eso fue después de organizar mi mente y mis prioridades en mi primer Camino De Santiago en el 2004, cuando murió mi mami y estaba atravesando momentos muy duros a nivel personal y laboral.

Mi Marly Camino, mi tercer hijo , como yo digo jaja, nace en Madrid en el 2006 producto de mi vivencia en mi primer camino que me transformó la vida totalmente.

Por lo que pensé en esta idea, ya que a mi me ayudo muchísimo!  Sentía el deber de inspirarlos y transmitirle  a todo el mundo las infinitas virtudes y bondades que  ofrece el Camino de Santiago. Y es lo que hago ahora a través de Marly Camino. 

Ha sido un logro inmenso a Dios gracias y a mi gran esfuerzo, materialicé un proyecto hermoso donde hoy me siento muy valorada y querida por todos mis peregrinos, y por toda la familia Marly Camino.

 Mi primera oficina fue en mi casa, me daba la noche y todavía estaba en pijama 🙈, era la única empleada 😂, y así fueron los primeros 4 años. Luego alquilé una donde éramos 2 personas… fuimos creciendo y me mudé para una oficina mas grande donde éramos 4… hasta llegar a tener  11 empleados más y contar con 14 guías.

Samantha, mi hija, fue un súper apoyo, todo lo que aprendía en la universidad lo quería aplicar a la empresa, incorporó ideas excelentes y por supuesto, era la traductora oficial jajaj. De verdad que su ayuda fue clave para emprender.

Hoy sigo siendo una mamá- empresaria- fundadora- privilegiada, porque sigo contando con la colaboración de mis dos amados hijos: Sami y Stefano, nos llamamos los 3 mosqueteros, y compartimos los mismo valores de Marly Camino:  Unión, Honestidad, , Autenticidad, Pasión, Compromiso y Trabajo en Equipo. Por supuesto que me siento muy orgullosa, ha sido como una aventura de mucho reto, de emociones, de éxitos, de alegría, de lucha, y de mucha pasión.

Cada año el número de peregrinos ha ido aumentando, pero lo más emocionante para mi es que la mayoría venían recomendados 😃

Para mi es muy meritorio ver cada año tantísimos peregrinos que repiten, no se imaginan cuánta satisfacción personal siento. Es todo un reto para mi, porque tengo que» re-inventarme nuevas rutas » para que no repitan ninguna etapa y por supuesto, ¡seguir sorprendiéndolos! Una de las cosas que mas disfruto es cuando los voy a recibir y compartimos como si nos conociéramos de mucho tiempo, mis peregrinos lo agradecen mucho 🥰

La vida me ha enseñado mucho en estos 15 años, hemos realizado más de  725 tours, y créanme que cada tour, es una historia y un aprendizaje para todos los que la comparten.

He tenido grupos que me han dejado una huella gigante en mi corazón.

Uno que jamás olvidaré, fue una familia hermosísima, muy unida y bellísima. A el padre le habían dado dos meses de vida, y su gran sueño era hacer el Camino con todos sus hijos y su esposa. Y así lo hizo, ¡y lo logró! Todavía recuerdo su rostro placido, siempre sonriéndole a su familia, Él era el que les daba fuerza a ellos y los preparaba para su despedida. Cada etapa finalizada significaba una gran esperanza para ellos. Recuerdo que los hijos y la esposa cada vez que culminaba la etapa del día, le cantaban algo así como: Ya llegó, ya llegó y ya se curó … y el señor demasiado bello les respondía… y sino se lo vivió… ¡MUY ENTRAÑABLE!

 La verdad que hacerlo en familia es realmente algo único porque la forma en cómo compartes  es muy especial, es una conexión mágica y permanente con todos los seres que amas❤️

Yo en mis 50 años “me regalé” hacer el Camino con mi familia, mis 7 hermanos, mis cuñados y mi amadísimo papi. Hicimos los últimos 100 kilómetros y el regalo fue realmente para mi papá, lo que significó para él; desayunar, almorzar, cenar y caminar todos los días TODOS JUNTOS no tiene palabras. Definitivamente que el AMOR a la familia es lo más grande que hay 😍

Otro Camino muy entrañable fue el Camino Benéfico. Hemos invitado a 14 personas que estaban atravesando un situación muy difícil, hacer el Camino de Santiago. Ellos reciben ayuda de San Vicente de Paul y de Caritas.

Para ellos era como un sueño! Estabamos todos montando en el bus, y  todavía no se podían creer que fueran hacer el Camino ¡

Imagínense que belleza ¡  Se lo juro, que es indescriptible decirle cuanto me sensibilizo este grupo .

Samantha hizo una labor hermosa con la terapias que les hacia. Los hacia sentir especiales y  valorados.  Para las dos, fue impactante como íbamos notando cada día mas confianza y seguridad en ellos mismos. Guaoo y descubrir la sonrisas de cada uno de ellos, fue lo máximo.  Simplemente necesitaban mucho afecto y amor. El abrazo de cada día era una dosis que nos llenaba muchísimo a todos.

Hemos recibido en 15 años más de 7500 mil peregrinos de más de 25 nacionalidades, la mayoría vienen con la plena seguridad que el Camino de Santiago le daría  una nueva dirección a su vida.  Y otros muchos vienen porque necesitan darle un STOP a la vida que están llevando.

¡Todos vienen motivados hacer un trabajo interior y seguir creciendo en todos los sentidos!

Muchos se vuelven adictos al Camino, porque cada peregrinación es una vivencia diferente.  A ellos mismos, les cuesta decir qué Camino le gusto más ¡Imagínense!

¡Y lo más sorprendente es que todas las experiencias siguen vivas dentro de cada peregrino! Esa es la Magia del AMOR y del Camino.

¡Por eso quiero seguir Caminando! Quiero seguir con mi propósito con el que comencé este proyecto: “… transmitirles las bondades del camino  ¡y optimizar al máximo su experiencia!

Yo estoy convencida de que el Camino De Santiago lo tiene que hacer todo el que pueda, también lo dicen millones de personas que lo han hecho, ¡Es la mejor receta para conseguir la PAZ que la humanidad necesita! El mundo nos esta exigiendo que seamos más Espirituales y mas amables.  

¡El Camino nos pone muchas veces a prueba con el único propósito de sacar lo mejor que hay dentro de nosotros!

En estos últimos años les confieso que he tenido que enfrentarme a muchas cosas que requieren mucha fuerza y mucha valentía. Pero es verdad que aunque en muchos momentos ha sido muy difícil, tengo toda mi vitalidad y todo mi amor puestos en mi Marly Camino. ¡Mi deseo de seguir Caminando juntos no tiene limites!

Me siento con la energía de una quinceañera 😜😂🥳  y con unas ganas inmensas de seguir inspirándolos para que sigamos celebrando cada paso de cada camino, ¡quince años mas! 

Mi familia Marly y mis peregrinos tienen un amplio lugar en mi corazón☺️

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.