Camino de Santiago: ¿Sólo o acompañado?

Para los creyentes en el catolicismo, el Camino de Santiago es la muestra de fe más grande y se ha logrado posicionar como una tradición, tanto para europeos como para los extranjeros, es increíble cómo han logrado mantener todas las rutas activas para los que intentan hacerla cumplir.

El gran debate que muchos pueden tener es si se puede hacer en solitario o quizá es importante contar con un apoyo para que te brinde motivación, ambas posibilidades son válidas, hay que poner el corazón a todo lo que se hace y esta actividad es una de ellas.

¿Cómo se hace el camino de Santiago?

Lo más común es que los turistas lo hagan caminando, porque hay rutas desde varias ciudades y con diversas duraciones, incluso podríamos pensar en que pasarías semanas enteras en esa larga travesía entre pueblos, pero si vas en grupo hasta una bicicleta sería útil.

Es una decisión que depende de tu resistencia física y del tiempo que tengas disponible para cumplir la meta, la fé no debe quebrantarse en el camino para que tenga su buen objetivo, encontrarte con otra parte de la espiritualidad, con esa que a veces sacrifica su lado físico por lo que se siente.

¿Hacerla sólo?

Por supuesto tiene sus grandes ventajas, empezando porque la soledad te permite sentirte libre: Decides cuando salir a caminar, a qué horas comer, si practicar ayuno, tienes la calma de hacer las cosas a tu ritmo, incluso meditar en ciertas iglesias o paradas si es de tu agrado.

En cuanto a las desventajas, son también muy obvias, vas a tener que estar un poco a la defensiva porque nunca faltara el extraño que quiera pasarse de la norma, debes velar con más ahínco sobre lo poco que llevas en tus pertenencias.

Más sobre viajar en grupo

Todo viaje con varias personas se hace una experiencia inolvidable, en un principio porque se comparten momentos geniales y risas en todo momento, es importante saber que tienes incluso con quien contar tus historias durante las noches en vela, que suelen ser bastantes por las vigilias.

Al mismo tiempo tienes un apoyo para esas largas horas en las carreteras y rutas rurales, porque suelen suceder algunos accidentes bastante severos, tienes quien te ponga una venda en las heridas o te acompañe a llorar cuando tu cuerpo se canse, es importante tener apoyo moral para no desistir en el peor momento.

¿Cuál modalidad es mejor?

La realidad es que esto depende de tus necesidades personales y físicas, si tienes una amplia experiencia en maratones o actividad de alto impacto pero quieres una experiencia que sea un reto a la fé pues claro que es válido intentarlo de forma individual, poder tener ese espacio para recuperar tu ser.

Pero la mejor opción es siempre estar en grupo para evitar robos y accidentes graves sin tener quien te ayude, la decisión siempre es personal, es para que puedas tomar ese rumbo con la mejor actitud del mundo durante tu viaje.

Con nosotros siempre tendrás lo mejor de ambas opciones y te sentirás acompañado en todo momento!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.