Camino de Santiago con niños

Hacer el recorrido del Camino de Santiago con niños es una ilusión que comparten muchas familias de cara a tener un recuerdo para toda la familia. Nos surgen muchas dudas previas, sobre todo con lo relacionado a la viabilidad de que los peques puedan disfrutar tanto como los adultos.

Hoy en este artículo os vamos a dar una serie de consejos para que los tengáis en cuenta para todos aquellos papis que estáis contemplando esta posibilidad y cómo desde Marly Camino podemos ayudaros.

Planificando el peregrinaje con los niños

Los pequeños queremos que sean parte del proyecto, parte de la experiencia y que, desde su punto de vista, compartan con nosotros toda la maravillosa experiencia que envuelve al Camino de Santiago. Pero, ¿Es posible?, la respuesta es que ¡por supuesto que es posible!

Pero antes de empezar es necesario planificar el trayecto, estimular a los niños para que quieran hacer el recorrido y conozcan lo que representa, y por supuesto, al igual que con los adultos, prepararlos físicamente para el esfuerzo del peregrinaje.

Organizar un camino acorde a la familia

Es importante que el camino que se haga sea acorde a la capacidad que puedan desempeñar los pequeños, por lo que no deben escogerse rutas complicadas ni muy extensas.

Los niños pueden empezar el peregrinaje desde los 3 años, pero por supuesto, mientras más pequeño esté, más difícil se hará la actividad y lo más probable es que hasta que el peque tenga 6 años necesites de ayuda de algún tipo, ya sea con carritos o elementos que los ayuden a acompañaros.

Camino y ruta más habitual para hacer toda la familia

El camino más elegido entre peregrinos para hacer con niños es sin duda el Camino Francés, siendo el tramo más solicitado el que va desde Sarria hasta Santiago de Compostela ya que abarca los últimos 100 km. Tramo suficiente para recibir la credencial de Compostela, el certificado que reciben los peregrinos por completar el recorrido.

Siendo esta la ruta favorita, en promedio la cantidad de kilómetros por día será de aproximadamente 20.

Recomendamos aprovechar las horas de la mañana para realizar el trayecto ya que son las horas más frescas del día y evitar el agotador sol del mediodía y parte de la tarde, sobre todo en verano.

Preparación del niño para el camino

Para prepararse los peques requieren de una preparación previa de al menos dos meses antes de realizar el peregrinaje. Entre estos preparativos destacamos:

  • Calzado: Es ideal los pequeños usen con antelación al viaje el calzado elegido y los use para así acostumbrar sus pies al mismo y evitar lesiones o ampollas durante el peregrinaje.
  • Actividades de senderismo: Para preparar la parte física, es mejor hacer ejercicios caminando con trayectos similares en distancia, para ello, se puede empezar por distancias cortas e ir aumentando la resistencia.
  • Bolso: Es probable que durante el camino el niño tenga que llevar un bolso por lo que recomendamos en los meses de preparación hacer los entrenamientos llevándolo para así acostumbrar su cuerpo a dicho peso.

En Marly Camino llevamos muchos años organizando el Camino de Santiago con las mayores facilidades y comodidades por lo que podemos asesorarte previo a tu viaje. Contáctanos y nuestro equipo te dará indicaciones y un asesoramiento personalizado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.