Consejos para realizar el camino de Santiago con niños

¿Te apetece vivir una fantástica experiencia en familia? El Camino de Santiago es ideal para todas las edades, aunque para ello, es necesario que se cumplan una serie de requisitos como elegir el camino que mejor se adapte a ellos, preparación física previa e indumentaria adecuada.

Realizando estos consejos que te vamos a dar es totalmente posible de realizar el camino con los más peques de la casa.

¿Cuál es la edad adecuada para empezar?

Desde los 3 años el niño podrá ser capaz de realizar el recorrido, pero si es menor de 6 años, necesitarás un carrito de montaña para poder llevarlo en el momento en el que se canse, que será muy normal por su pequeña resistencia.

Por otro lado, la mejor edad para comenzar es después de los 6 años, donde el niño podrá ser más capaz de realizar el recorrido y de disfrutar más de la experiencia.

Recomendaciones previas al peregrinaje con niños

Para lograr realizar el camino de Santiago con niños es importante que:

  • El niño reciba preparación física previa, con al menos dos meses de antelación en montañas pequeñas para que gane un poco de condición física. Si el niño llevará en el recorrido real su propia mochila es importante que durante el entrenamiento también la lleve.
  • Los calzados deben ser usados con antelación por el niño para que su pie de adapte al mismo y no le aparezcan ampollas que evite que pueda continuar el camino de forma adecuada por el dolor.
  • Las motivaciones al niño no pueden faltar, por lo que los padres deberán contar todo lo que saben del camino para motivar y emocionar a los niños.

Recorrido y duración de las etapas

Una vez se está realizando el camino de Santiago con niños es importante que no recorramos nunca más de 15 o 20 km con ellos. Y si tiene más de 7 años:

  • Que el niño solo camine por las mañanas, de esta manera evitará caminar al mediodía cuando el sol es más agotador.
  • La duración de las etapas debe ser corta, ya que la resistencia de los pequeños no es la misma que la de los adultos, y esto debe ser tomado en cuenta para la planificación de los descansos y la ruta.
  • Para cada hora cinco minutos para descansar y dale alimentos que le den energía como fruta, zumos, frutos secos, barritas de cereales…
  • El Camino Francés es una buena opción, ya que es el más señalizado y transitado. Por eso encontrarás múltiples sitios donde parar y descansar.

Lo ideal es realizar los últimos 100 km con los niños para que reciban la Compostela que les hará mucha ilusión. Haciendo el Camino de Sarria puedes cumplir ese objetivo.

También existe la posibilidad de realizar un viaje organizado con nosotros, llámanos y te informamos!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.