El Camino de Santiago en Agosto

El Camino de Santiago es una de las rutas más conocidas de España a nivel mundial, millones de viajeros acuden cada año a realizarlo y recorrer su sendero, para disfrutar de esta gran experiencia para acabar en la popular Catedral de Santiago.

Los meses estivales son los de mayor afluencia para conseguir la ansiada “Compostela” pero, ¿es una ventaja o un inconveniente recorrer una Ruta Jacobea en el mes de agosto?

En este artículo descubrirás todo sobre el Camino de Santiago en Agosto, su cara más agradable y algunas de las desventajas que puede mostrar en este mes.

Ventajas e inconvenientes del Camino de Santiago en Agosto

Cada vez son más los peregrinos que recorren alguno de los trayectos del Camino de Santiago. Ya sea por una razón religiosa, cultural, o deportiva, entre un largo etcétera, si vas a iniciarte en esta aventura debes tener en cuenta varios aspectos.

Lo más importante es decidir cuál de los “Caminos de las Peregrinaciones” quieres recorrer. En el siglo XI, la costumbre indicaba que la peregrinación se iniciaba a las puertas de tu propia casa, pero actualmente se han oficializado diferentes puntos donde podrás incorporarte a una de las etapas de cualquiera de los recorridos, ya sea el archiconocido Camino Francés o el Camino Inglés, Sanabrés, Ruta de Invierno, del Norte, Portugués, Primitivo o Vía de la Plata. ¡Todos merecen la pena!

Aglomeraciones, servicios colapsados y calor

Una de las condiciones para la obtención de “La Compostela” es completar un mínimo de 100 km hasta alcanzar la meta de la capital gallega.

Esto hace que los últimos tramos de cualquiera de las vías elegidas estén muy masificados.

El buen tiempo agrava esta situación y prueba de ello son los datos ofrecidos por la Oficina del Peregrino, en los que observamos que el Camino Francés es la ruta con mayor afluencia, con un 62% de concurrencia.

Si eliges la Vía de la Plata para vivir tu aventura conseguirás evitar la masificación de peregrinos, pero tendrás que soportar temperaturas muy altas.

Este trayecto es el más largo, iniciándose en el sur de la Península y enlazando diversas secciones andaluzas a través del Camino Mozárabe, siendo el menos recomendado en la época veraniega.

Debes tener en cuenta que en verano muchos servicios se encuentran cerrados, que en esta época los precios para el turismo suelen inflarse y que los albergues y hostales están completos, por lo que conviene organizar las etapas reservando los sitios donde vayas a descansar.

Esto condiciona el ritmo, pero te garantiza no tener problemas para pernoctar.

Más horas de luz, turismo y fiestas

Agosto es sinónimo de celebración, y más en la Comunidad gallega, en la que están registradas casi 900 fiestas gastronómicas y culturales de las que 23 han sido declaradas de interés turístico, por lo que realizar el Camino de Santiago en agosto te permitirá vivir un mayor número de eventos sobre costumbres, tradiciones, gastronomía y experiencias culturales.

En verano hay más horas de sol, así que podrás disfrutar de más tiempo para el turismo en las zonas que visites.

Al ser una época de calor no necesitarás cargar con mucha ropa y el buen tiempo te permitirá refrescarte en los ríos, lagos, albercas y pozas que te encontrarás en los trayectos.

Además, la mayor afluencia de peregrinos hará que tu viaje sea una buena oportunidad para ampliar tu círculo de amistades. Dicen que la gente que conoces en el camino es una parte fundamental de la experiencia del sendero.

Sea cual sea tu elección, el Camino de Santiago es una experiencia singular y maravillosa que disfrutar independientemente del mes que escojas ¡todos tienen su encanto!

Para saber toda la información de todos los caminos visita este enlace.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.