EL CAMINO DE SANTIAGO EN VERANO

Es en los meses de verano cuando más peregrinos deciden hacer el Camino de Santiago, aunque no es la estación del año más recomendada debido a las altas temperaturas.

Esta temporada, a pesar del calor y la alta afluencia de gente, tiene su encanto. Por ello en este artículo queremos contarte las ventajas e inconvenientes de hacer el Camino de Santiago en verano.

Ventajas de hacer el Camino de Santiago en verano.

  1. En verano hay más horas de luz: En esta época los días son más largos, por lo que dispones de más horas para completar las etapas y detenerte a contemplar los lugares por los que vas pasando.
  2. Puedes bañarte: Todas las rutas cuentan con sitios en los que puedes refrescarte. Los caminos que pasan por la costa tienen preciosas playas de las que puedes disfrutar, mientras que en los otros caminos puedes encontrar muchos ríos, piscinas municipales y pozas.
  3. Fiestas patronales de los pueblos: La mayoría de los pueblos del Camino de Santiago celebran sus fiestas patronales en verano, por lo que pasarás por multitud de localidades celebrando sus fiestas.
  4. Mitad de peso en la mochila: En verano, debido a las altas temperaturas, no hace falta cargar con ropa abultada de abrigo. Esto hace que puedas llevar una mochila más pequeña (20 / 30 litros) y, por lo tanto, cargues con menos peso.
  5. Conocer a muchísima gente: En verano, al ser un mes muy popular entre los peregrinos, tendrás la oportunidad de conocer a mucha gente nueva.
  6. Menor probabilidad de lluvia: En esta época del año la probabilidad de lluvia disminuye. Incluso en rutas como el Camino Norte y Primitivo, en las que normalmente llueve, el volumen de precipitaciones disminuye mucho. Aunque, como ya sabemos, Galicia es Galicia, y la lluvia también te puede sorprender en estos meses. Nuestra recomendación es que te asegures de llevar un chubasquero en tu mochila.
  7. Buena época para hacer el Camino de Santiago en bicicleta: En esta época los ciclistas pueden transitar con mayor seguridad la ruta, ya que con la lluvia hay más probabilidades de derrapes y caídas.

Inconvenientes de hacer el Camino de Santiago en verano.

  1. Incremento de peregrinos: Todos los caminos registran un incremento muy notable de peregrinos durante esta época del año. El Camino Francés es el que más, sobre todo sus últimos 100 kilómetros de Sarria a Santiago de Compostela. El resto también tienen un aumento de peregrinos, pero no son tan populares.
  2. El calor: En estos meses de verano, España y Portugal registran temperaturas muy altas. Andas por caminos en los que no hay sombra puede provocar que te sientas más cansado. Por ello la mayoría de los peregrinos optan por madrugar mucho para completar las etapas antes de que lleguen las horas más calurosas.
  3. Servicios colapsados: Al haber un aumento de peregrinos en verano, muchos de los servicios se saturan. Puede ser muy complicado conseguir hospedaje, almorzar o cenar.
  4. Poca tranquilidad: La tranquilidad, el silencio y los momentos de paz son difíciles de encontrar en estos meses de verano. Si quieres encontrar un hueco donde estar contigo mismo, deberás de hacer un esfuerzo especial para conseguirlo.
  5. Los pueblos están de vacaciones: Hay muchas localidades con bastante más movimiento del que tienen normalmente. Esto se debe tanto a la alta densidad de peregrinos como a los propios ciudadanos en sí, ya que al estar de vacaciones muchos regresan a sus pueblos para disfrutar del verano.

Consejos para hacer el Camino de Santiago en verano.

Ya hemos visto algunas ventajas e inconvenientes de realizar el Camino de Santiago en verano. Si ya tienes seguro que esta es tu época del año para disfrutar de tu camino, aquí te dejamos algunos de nuestros consejos para que disfrutes al máximo de esta experiencia tan bonita y enriquecedora.

  • Escoge una ruta menos popular:

Si quieres evitar aglomeraciones estudia qué itinerarios tienen menor afluencia de peregrinos. El problema es que muchas de las rutas del Camino de Santiago acaban coincidiendo con la ruta del Camino Francés en sus últimas etapas. Por lo tanto, aunque elijas el Camino Primitivo y el Norte, que no son tan populare4s, encontrarás una alta afluencia de peregrinos al final del recorrido. Tanto el Camino Portugués Central como el de la Costa son buenas opciones si quieres huir de aglomeraciones, ya que no comparten etapas con el Camino Francés.

Otras alternativas son el Camino Inglés y el Camino Sanabrés.

  • Evita camios muy calurosos:

Si decides, por ejemplo, recorrer la Vía de la Plata en esta época huiras de las aglomeraciones, pero tendrás que lidiar con temperaturas muy altas. De hecho, esta ruta es una de las menos recomendadas en verano.

  • Disfruta del mar a la vez que peregrinas:

La mejor manera de combatir el calor del verano es caminar junto al mar. Las rutas de la costa, como el Camino Portugués por la costa y el Camino Norte, son especialmente aconsejables.

  • Diseña otras estrategias:

Para hacer frente a las aglomeraciones que registran muchos de los servicios del Camino de Santiago, una buena opción es evitar comer donde come todo el mundo y dormir en los finales de etapa clásicos.

En Marly Camino nos encargamos de organizar todos los detalles logísticos por ti, así no tendrás problema ni para encontrar donde comer, ni para conseguir reservas para tu alojamiento.

  • Ten siempre a mano agua:

Mantenerse hidratado es fundamental para completar la ruta con éxito. Si quieres hacer el Camino de Santiago en verano, te recomendamos que compres una bolsa de agua (camelback). Resultan muy prácticas y es la manera más cómoda de llevar agua durante toda la jornada.

Recuerda que, si quieres contar con una agencia especializada en el Camino de Santiago que te ayude a organizar tu peregrinación este verano, puedes contar con Marly Camino.

¡Buen Camino!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.