5 increíbles experiencias que solo vivirás en la Catedral de Santiago de Compostela!

Catedral De Santiago de compostela

Todos hemos escuchado la frase: “un viaje de mil millas comienza con un solo paso”. ¿Cuál es ese paso para un peregrino del Camino de Santiago? Es simplemente tomar la decisión de hacerlo. A partir de este momento se comienza a pensar en la ruta que se quiere hacer, en cuánto tiempo, en qué fecha, con quién hacerlo y en dónde terminar esta aventura. A la mayoría de estas preguntas existen tantas respuestas como peregrinos. Sin embargo, casi todos eligen como destino final la famosa Catedral de Santiago de Compostela. Y es que tanto sus fachadas, la Misa del Peregrino, el Botafumeiro y el “Abrazo al Apóstol”, son experiencias que sólo pueden ser vividas allí. Te darás cuenta de por qué son el final perfecto para tu viaje.

¿Por qué la Catedral de Santiago de Compostela es tan especial?

Para muchos peregrinos, llegar a la Catedral de Santiago al final de su Camino les ayuda a vivir tal derroche de emociones que sienten como todo encaja y como todo el esfuerzo ha valido la pena. Quizás es el tiempo que se toman para apreciar y deleitarse con las cuatro fachadas de la Catedral. Quizás sea el asistir a la Misa del Peregrino para ver la hermosa ceremonia del Botafumeiro o abrazar la estatua del Apóstol Santiago. Lo cierto es que son experiencias que por si solas son de los mayores incentivos para recorrer el Camino de Santiago.

1) La experiencia de poder reflexionar en el Camino y sentir que estás cerca

Como es natural, en el Camino de Santiago pasarás muchas horas caminando y durante el recorrido tendrás tiempo para reflexionar. Esas reflexiones profundas sobre lo que quieres y buscas, solo llegan en los momentos de silencio y soledad. En el camino, aún cuando vayas en grupo o aún cuando no haya silencio absoluto, encontrarás una paz especial para pensar. Todo tu tiempo se concentrará en tus reflexiones mientras buscas la siguiente flecha amarilla, esa guía que nos dirige a la Catedral de Santiago de Compostela.

Después de todo el esfuerzo hecho en el camino, a medida que comienzas a entrar a Santiago de Compostela tus emociones aumentan. Te das cuenta que hay menos flechas entre tú y tu destino final. El cansancio desaparece y los sentidos se abren por la expectativa de ver ese maravilloso monumento al final del camino. Estas sensaciones sólo se comparan con la emoción de un niño en la mañana de navidades, o del día de reyes, cuando corre a abrir sus regalos deseando de corazón ver el juguete que tanto desea.

2) La llegada

Sin duda, al llegar, cuando por fín te paras frente a la Catedral de Santiago de Compostela y observas su magnificencia, te das cuenta de que estás frente a un símbolo que representa el final de tu travesía.

A pesar de que el camino puede terminar en Finisterre si se continua a través de la prolongación Jacobea, la Iglesia de Santiago de Compostela es uno de los destinos más elegidos por los peregrinos para finalizar su ruta.

Bien sea que decidiste empezar tu camino en Madrid, Roncesvalles, Lisboa o cualquier otra ciudad, las fachadas te ayudarán a darte cuenta que su magnitud sólo se puede comparar con tu propio camino.

3) El poder contemplar y apreciar las Fachadas

A pesar de estar en obras de reconstrucción hasta Mayo del 2018, cada una de sus fachadas mantiene su encanto y magia tras su estilo románico, barroco y gótico.

Fachada Norte

Para aquellos que elijan hacer el Camino Francés (en cualquiera de las versiones que te ofrecemos), Primitivo, del Norte o Inglés, su llegada a la Catedral de Santiago de Compostela será por la fachada Norte o de Azabachería. Después de sonreír y disfrutar de la satisfacción de haber llegado, podrás ver acá la estatua de la Fe y por supuesto la estatua de Santiago con dos reyes en posición de oración junto a él.

Fachada Sur

En la fachada Sur podrás maravillarte de las figuras de los apóstoles y los doce profetas en las arquivoltas de las puertas. Las representaciones de Cristo en el friso central son parte del encanto de esta parte de la Catedral. Ambas son obras que definitivamente enamoran la vista.

Fachada Este

Luego tienes la fachada del Este o de la Quintana. ¿Te gustaría sentirte como los Reyes de España? Entrar a la Catedral de Santiago de Compostela a través de la Puerta Real te permite vivir esta experiencia. Por ella accedían los reyes, razón por la que tiene el escudo Real.

Esta fachada tiene una segunda puerta: la Puerta del Perdón. Esta se mantiene cerrada a excepción del día 31 de diciembre previo a los años jubilares. Pero aún así también merece que le hagas algunas fotos ya que es muy bonita.

Fachada del Obradoiro

Finalmente, la más famosa de las fachadas de la Catedral de Santiago de Compostela es la del Obradoiro, la misma que puedes ver en las monedas españolas de uno, dos y cinco céntimos. Esta importante fachada protege el Pórtico de la Gloria. Las Torres de la Campana y la Carraca ayudan a protegerla también. Podrás ver la representación del sepulcro encontrado así como las figuras del Apóstol Santiago y sus dos discípulos, todos vestidos como peregrinos.

La Catedral se construyó entre 1075 y 1211. Una hermosa construcción que se levantó piedra a piedra. Justo como tú construiste tu camino un paso tras otro. Un esfuerzo que implicó más paciencia que velocidad. Tanto la catedral como tu propio peregrinaje ahora albergan en su interior mucha espiritualidad y oportunidades para liberarse y redimirse de todo.

Botafumeiro pic

4)- La experiencia del Botafumeiro

Una de las experiencias más comunes en el camino es la apertura emocional que viven los peregrinos. Muchos de estos momentos de llantos, de alivio, de gozo, son difíciles de entender y de controlar. Pero de una forma u otra forman parte de este camino de vida que se hace hacia la Catedral de Santiago de Compostela. Y es allí donde precisamente todo cobra sentido, especialmente si presencias la Misa del Peregrino y el balanceo del Botafumeiro.

¿Qué es el Botafumeiro?

El Botafumeiro es un incensario de 53 kg de latón bañado en plata que pende frente al altar mayor. Al finalizar la Misa del Peregrino, ocho personas llamadas “Tiraboleiros” utilizan todas sus fuerzas para moverlo y llevarlo a cerca de 70 km/h en menos de dos minutos para que llegue a casi rozar el techo de las naves. ¿Impresionante verdad?

El proposito del Botafumeiro:

El proposito del botafumeiro es limpiar con incienso, el ambiente de la Catedral de Compostela. Aunque no lo creas, de la misma manera en la que el botafumeiro limpia la Catedral, tambien sientes que limpia tus emociones y tu interior.

Es una ceremonia que te renueva y elimina tristezas, rencores o miedos. En todos esos momentos en los que ves el movimiento del péndulo y la manera en la que va y viene de un lado a otro, sentiras emociones impactantes que te pueden ayudar a comprender muchas cosas.

Y así, poco a poco se aprecia como el Botafueiro va perdiendo fuerza y vuelve a su posición inicial. Los peregrinos sienten como sus emociones se calman también, y se siente como todo ese caos interior tiene una razón de ser. En el momento en el que el péndulo se detiene y los ocho Tiraboleiros sostenien este gran y maravilloso incensario, de la misma manera, tú vas a tomar el control de tu propio ser también.

5) La experiencia del Abrazo al Apóstol Santiago

Una de las costumbres más comunes en la Catedral de Santiago de Compostela es abrazar la estatua del Apóstol Santiago. Un ritual para el cual se suele hacer una larga cola. Si quieres evitar la cola, puedes tratar de hacerlo durante la celebración de la misa, ya que la cola sera más pequeña.

El Camarín

La estatua del apostol Santiago se encuentra en el “camarín de abrazo al Apóstol”. Una obra barroca realmente impresionante. Si entras a la Catedral de Santiago de Compostela por la fachada de Azabachería, podrás llegar a la estatua de la siguiente manera: Camina por el pasillo derecho, bordea por detrás el altar mayor, y encontrarás la zona donde hacer la cola para subir a él. Desde allí podrás apreciar la estatua del Apóstol Santiago, conocida popularmente como “el Santiago de los abrazos”. Una estatua muy bella, decorada y reformada.

La estatua del apóstol Santiago

El abrazo al Apóstol es el ritual del peregrino más antiguo que se mantiene en la actualidad. En todo el mundo probablemente te encontrarás pocas obras de arte tan bien decoradas como esta estatua. El Apóstol Santiago está vestido con una esclavina peregrina y está ubicado detrás del Altar Mayor. Es todo un honor tener la oportunidad de abrazar una de las piezas de arte más bonitas del planeta.

El ambiente dentro de este monumento al Apóstol es realmente único. Cada peregrino vive a plenitud cada momento de la misa, cada obra de arte, cada sonido y cada sensación. Se siente un ambiente casi mágico, casi la misma magia que pasa dentro de ti después de atravesar esta travesía de construirte un paso a la vez en el Camino.

¿Qué representa el abrazo al Apóstol Santiago?

Cada camino es hecho con un propósito, y para mucha gente es el de reconectarse con algo o con alguien. En muchos casos, ese alguien es uno mismo/a. El abrazo al Apóstol Santiago se dice que representa ese momento de agradecimiento y cercanía física con él. Aquellos que hacen el Camino de Santiago agradecen y piden al Apóstol su favor ante Dios.

Desde el camarín puede que tengas una nueva perspectiva de la Catedral de Santiago de Compostela. Quizás te maravilles viendo las incrustaciones de piedras preciosas en su túnica de oro. Pero, realmente lo que estás reconociendo en esa belleza es un reflejo de tu propia vida y tu propio interior. Es una expresión de como después de haber recorrido el Camino de Santiago tienes una perspectiva nueva de tu vida, una nueva manera de mirar al futuro.

¿Hay que pagar para poder experimentar estas sensaciones o experiencias en la Catedral de Santiago? ¿Cuál es el horario?

No tienes que pagar, la entrada es gratuita. Si deseas, puedes dejar un donativo de 1 euro por persona para el mantenimiento del edificio. Está abierta todos los días de 9 a 20:30 horas.

Si deseas ir a misa, puedes ir de Lunes a Sábado a las 12:00, 18:00 y 19:00 hrs. Los domingos y días festivos puedes ir a misa a las 10:30, 12:00, 13:30, 18:00 y 19:00 hrs.

La magia del Camino y en la Catedral de Santiago de Compostela

El Camino de Santiago tiene la peculiaridad de ofrecer muchos paisajes hermosos y la oportunidad de reflexionar. Cada una de las rutas del Camino de Santiago están llenas de experiencias y vivencias inolvidables. No hay mejor forma de culminarlo que llegando a la Catedral de Santiago de Compostela para sentir en carne propia cada una de estas experiencias.

Ven y experiméntalo por ti mismo/a y quizás vivas lo mismo o algo mejor.