Hacer el Camino de Santiago en Invierno

En cualquier época del año será una experiencia única realizar el camino de Santiago, pero está claro que cada época tiene sus pros y sus contras.

Vamos a ver los puntos positivos y negativos de realizar el Camino de Santiago en invierno para ayudarte a decidir y prepárate adecuadamente para estas fechas.

Ventajas del Camino de Santiago en invierno

  • Ya que el camino no está masificado en estas fechas del año, será una experiencia más íntima contigo mismo.
  • Tus compañeros de la peregrinación serán el silencio y la tranquilidad de los pueblos y el paisaje.
  • Tendrás mayor tiempo para reflexionar contigo mismo.
  • El horario será más libre, no tendrás que madrugar para conseguir una cama en el albergue o reservar por ella.
  • Podrás caminar a partir de media mañana y así evitaras las heladas de la madrugada.
  • No verás una conglomeración de peregrinos, por lo que no tendrás problema para comer y otros servicios.
  • Si te gusta la fotografía, encontraras paisajes maravillosos con la nieve que te dejaran con la boca abierta.

Contras del Camino de Santiago en invierno

  • La dureza del recorrido irá ligada al tiempo climatológico.
  • Deberás planificar mejor donde descansar y parar a comer ya que algunos establecimientos cierran en esta época.
  • Debes planificar lo que necesitas si encuentras un tramo con nieve, porque puede ser peligroso sino vamos bien equipados.
  • Tendrás más horas muertad que no podrás aprovechar para ver otros senderos por el tiempo y tendrás que cobijarte.
  • En estas fechas es cuando más accidentes ocurren por tramos complicados por la nieve como las primeras etapas del Camino Francés.
  • Debes tener cuidado de no perderte ya que hay pocas horas de luz y te dificultará el camino.
  • Encontraras trayectos de barro además de la nieve por lo que tu preparación física debe ser mayor.
  • Y la mochila será más grande y pesada por llevar ropa de abrigo.

Cosas indispensables qué debes llevar en la mochila

  • Botas que sean impermeables y de caña alta.
  • Guantes, gorro y bufanda similares a los de esquiar.
  • Camisetas térmicas de manga larga.
  • Pantalones de montaña impermeables y desmontables.
  • Cortavientos para tu mochila y para ti.
  • Saco de dormir.
  • Un reflectante para las horas de oscuridad.
  • Batería adicional para tu móvil por si te pierdes.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.