Monumentos emblemáticos a conocer en el Camino de Santiago Francés

El Camino de Santiago está considerado como la peregrinación católica más importante de todo el mundo. Cada año, miles de personas realizan una parte del camino, o el camino entero, para visitar la tumba atribuida al apóstol Santiago el Mayor. El Camino de Santiago es una experiencia para toda la vida que permite a los peregrinos encontrar la paz espiritual y vivir en contacto con la naturaleza.

El Camino de Santiago es un espacio social, donde muchísimos peregrinos se conocen cada día. Un espacio turístico en el que muchas personas conocen hermosos lugares de nuestro país. Y un espacio cultural donde observar algunas de las grandes creaciones que los hombres han llevado a cabo a lo largo y ancho del territorio por el que discurren las múltiples Rutas Jacobeas.

De tantas rutas y tantos tramos que recorren la península ibérica, el Camino Francés es el más conocido y transitado por los peregrinos, por lo que mencionaremos los monumentos más emblemáticos que valen la pena conocer.

Real Colegiata de Roncesvalles

Si bien el recinto es de principios del S.XII, la iglesia fue construida a principios del S.XIII bajo pedido del monarca navarro Sancho VII (Sancho el Fuerte), en la que se conserva la talla escultórica de Nuestra Señora de Roncesvalles. Adjunto al claustro encontramos el Panteón Real (siglo XIII), donde descansan los restos del rey Sancho y su esposa Clemencia de Tolosa. También son interesantes el museo de la Colegiata, la capilla de Santiago (siglo XIII) y la capilla del Santo Espíritu (siglo XII), el edificio más antiguo de Roncesvalles.

En cualquiera de las variantes del Camino de Santiago encontraremos decenas de iglesias, pero sin duda una de las más llamativas es ésta situada en un llano solitario a solo dos kilómetros del municipio navarro de Muruzábal. La ermita románica de Santa María de Eunate (siglo XII), rodeada de un halo de enigmas y misterios esotéricos sobre su origen y finalidad, se ha convertido en uno de los templos legendarios del Camino de Santiago. Algunas teorías aseguran que fue construida por la Orden del Temple a imagen del templo de Jerusalén, otras apuntan a la orden de San Juan de Jerusalén, mientras que la creencia popular habla de una reina fundadora. Sea como sea, la ermita, de planta octogonal y rodeada por una galería porticada, es de una belleza y sobriedad extraordinarias. El origen del nombre no es tan misterioso: «eunate» significa «cien puertas» en euskera.

Puente románico de Puente La Reina

El puente de Puente la Reina fue construido por orden Reina Doña Mayor en el S.XI, para facilitar el cruce del río Arga a los peregrinos que hacían el Camino de Santiago. Tiene seis arcos de medio punto y da nombre a la villa navarra donde se encuentra.

El puente románico de Puente la Reina es considerado aún hoy como uno de los monumentos del Camino de Santiago más bonitos de toda la Ruta, siendo de paso obligado para todo peregrino que haga el Camino Francés.

Iglesia de Santa María de Eunate

En cualquiera de las variantes del Camino de Santiago encontraremos decenas de iglesias, pero sin duda una de las más llamativas es ésta situada en un llano solitario a solo dos kilómetros del municipio navarro de Muruzábal. La ermita románica de Santa María de Eunate (siglo XII), rodeada de un halo de enigmas y misterios esotéricos sobre su origen y finalidad, se ha convertido en uno de los templos legendarios del Camino de Santiago.

Algunas teorías aseguran que fue construida por la Orden del Temple a imagen del templo de Jerusalén, otras apuntan a la orden de San Juan de Jerusalén, mientras que la creencia popular habla de una reina fundadora. Sea como sea, la ermita, de planta octogonal y rodeada por una galería porticada, es de una belleza y sobriedad extraordinarias. El origen del nombre no es tan misterioso: «eunate» significa «cien puertas» en euskera.

Monasterio de Santa María la Real de Nájera

Ordenada su construcción en 1052 por el rey Don García Sánchez III y su esposa, el origen de su fundación cuenta con una buena dosis de leyenda. Según esta, el monarca se encontraba de cacería, y luego de perseguir a una presa hasta una cueva, encontró en ella una figura de la Virgen junto a una campana, una lámpara y un jarrón de azucenas. Tiempo después, el rey construyó el Monasterio de Santa María la Real como ofrenda por haberle ayudado a recuperar la población de Calahorra.

La iglesia actual data de principios del S.XVI y la cueva en la que, según la leyenda, se encontraba la Virgen se ubica a los pies de la nave principal.

Catedral de Santo Domingo de la Calzada

Magnífica catedral del (siglo XII), que protege la cripta y el mausoleo de su santo patrón, Santo Domingo de la Calzada, religioso que dedicó su larga vida al servicio de los peregrinos, construyendo hospitales, puentes, e incluso un tramo del camino que discurre entre Nájera y Redecilla. Es curiosa la vinculación simbólica de la ciudad y la catedral con la figura de una gallina, cuyo origen es un milagro atribuido a Santo Domingo, según el cual salvó la vida a un joven peregrino alemán al que querían colgar por un robo que no había cometido; demostró su inocencia ante el incrédulo corregidor de la villa haciendo saltar y cantar una gallina asada. De ahí la dicha famosa de «Santo Domingo de la Calzada, donde cantó la gallina después de asada».

Iglesia de San Juan de Ortega

Juan de Ortega, nacido en el año 1080, es el santo fundador de esta pequeña aldea. Convertido en discípulo de Domingo de la Calzada a su regreso de una peregrinación a Jerusalén, colabora y promueve la construcción de hospitales, iglesias, puentes, etc. La iglesia de San Juan de Ortega, del siglo XII, es románica, al igual que el magnífico mausoleo y el sepulcro del santo. En el interior de la iglesia acontece el llamado «Milagro de la Luz»: dos días al año, en los equinoccios (en torno al 21 de marzo y al 23 de septiembre), el sol ilumina durante diez minutos el capitel que representa la escena de la Anunciación.

Catedral de Burgos

Como tantos otros templos del siglo XIII, la Catedral de Burgos se construye bajo el más estricto patrón gótico francés, la corriente artística dominante de aquella época. Iniciada en el año 1221 por mandato del rey Fernando III el Santo, es majestuosa y uno de los monumentos artísticos más importantes del Camino de Santiago. Destacan las dos torres gemelas (siglos XIII-XV), la extraordinaria portada sur llamada Sarmental, el coro de la nave central (siglo XVI), la escala Dorada (siglo XVI), el retablo mayor (siglo XVI), la capilla de los Condestables (siglos XV-XVI) y el claustro (siglo XIII). Fue declarada Patrimonio de la Humanidad en el año 1984.

Catedral de León

Si preguntas a cualquier peregrino por los más bonitos monumentos del Camino de Santiago, difícilmente no va a salir la Catedral de León. Tanto es así, que es el primer monumento declarado en España mediante una Real Orden.

De claro corte gótico, la Catedral de León se comenzó a construir a principios del S.XII, tardándose poco menos de un siglo para terminarla. Dentro, la colección de vitrales coloreados que se puede ver en sus muros es, sin duda alguna, de las mayores y más hermosas colecciones de vitrales medievales del mundo.

Puente de Orbigo

El precioso puente medieval que cruza el río Órbigo, llamado del Paso Honroso, es el más largo de la ruta jacobea (310 metros) y uno de los más célebres, protagonista de la gesta del caballero Don Suero de Quiñones en el año 1434, el cual, para demostrar a su amada que su amor era sincero, desafiaba en lucha a todos los que se atrevieran a cruzarlo.

Palacio Episcopal de Astorga

Construido entre los años 1889 y 1915, este edificio neogótico es, junto a la Casa Botines (León) y a “El Capricho” (Comillas, Cantabria), una de las únicas tres construcciones de Antoni Gaudí fuera de Cataluña.

En este período de su carrera, el genial arquitecto catalán se ve influenciado por el gótico medieval, pero decide reformular bajo su propio estilo, solventando ciertas carencias estructurales que sufría el estilo original. Así creó una obra tan magnífica que se gana sin ningún tipo de esfuerzo un lugar dentro de los monumentos del Camino de Santiago más bonitos de todos.

Castillo de Ponferrada

El actual castillo templario de Ponferrada fue, en su origen, un castro prerromano. A mediados del S.XII, la Orden de los Templarios decide crear la fortaleza que conocemos hoy en día. El objetivo era establecer en Ponferrada un asentamiento fuerte que sirviese a su vez para recibir y cobijar a los peregrinos que hacían el Camino de Santiago.

El actual castillo es producto de muchísimas reformas que se han ido dando a lo largo de los últimos seis siglos pero es, sin duda, una de las bellezas de la Ruta.

Las Pallozas de Pedrafita do Cebreiro

Porque son construcciones únicas y solo se pueden ver en esta zona de España. Estas casas de origen celta tienen una planta circular u oval de entre diez y veinte metros de diámetro y están hechas con paredes de piedra. Se hacían con el tejado cónico para que la nieve y el agua resbalase.

Monasterio de Samos

La pequeña población de Samos nace a la sombra del espléndido monasterio de San Julián, el monasterio de Samos, uno de los más importantes de Galicia. Fundado en el siglo VI, acoge vida monástica desde hace quince siglos casi sin interrupción. Actualmente conviven doce monjes de una comunidad benedictina, los cuales siguen ofreciendo hospitalidad a los peregrinos como lo hicieran sus predecesores. En cuanto al conjunto monumental, la mayor parte de sus dependencias pertenecen a los siglos XVII y XVIII, incluidos la majestuosa iglesia y los dos magníficos claustros, porque un incendio destruyó el monasterio casi completamente a mediados del siglo XVI. Se realizan diariamente visitas guiadas desde la iglesia neoclásico al Claustro Pequeño o de las Nereidas, ningún rincón debe quedarse sin recorrer.

Iglesia de San Nicolás de Portomarín

La antigua ciudad de Portomarín desapareció en 1963 anegada por las aguas del embalse de Belesar, víctima de la construcción de una central hidroeléctrica. A la ciudad moderna, construida a inicios de la década de los sesenta, se trasladaron, afortunadamente, las edificaciones de más alto interés histórico: la sólida y robusta iglesia de San Nicolás (siglo XII), construida por la orden de Malta.

Iglesia de San Salvador de Vilar de Donas

La pequeña aldea de Vilar de Donas se halla a la vera de la ruta jacobea en Galicia entre las localidades de Portomarín y Palas de Rey. Cuando se llega al «mosteiro», uno queda impresionado de su elegancia y porte en una zona absolutamente rural que donde parece haberse detenido el tiempo.

La iglesia fue parte de un monasterio femenino donde profesaron las damas de la familia Arias de Monterroso (de ahí el apelativo «de donas») y más tarde, en 1184 donado a los caballeros de la Orden de Santiago vigilante y defensora del Camino Jacobeo en Galicia, que establecieron en él su priorato. Sirvió como lugar de enterramiento general de los caballeros santiaguistas muertos en Galicia. La edificación concluyó en el inicio del XIII época a la que corresponde su portada.

Castillo de Pambre

Nos encontramos, ante uno de los castillos más hermosos y mejor conservados de la historia y geografía gallega. Una muestra de la arquitectura nobiliaria y feudal de Galicia que mejor conserva su arquitectura tradicional. Según documentos de la época se sabe que Gonzalo Ozores de Ulloa levantó esta fortaleza en el año 1378, aunque lo que podemos observar hoy pertenece al siglo XV. Para entrar hay que rebasar un pequeño foso mediante un pequeño puente. El castillo es defendido por cuatro pequeñas torres en las esquinas que protegían la gran torre del homenaje que se alza en una esquina del patio central.

Fue tal su dominio en la zona que el castillo llegó a contar con un ejército de unos 3500 hombres. La fortaleza resistió incluso el ataque de los Irmandiños, quienes destruyeron la mayor parte de los castillos gallegos en el siglo XV. En el interior de las murallas se encuentra una pequeña capilla del siglo XII, conocida como de San Pedro y que sirvió como iglesia parroquial hasta no hace mucho.

Catedral de Santiago de Compostela

Y por supuesto este emblemático símbolo del Camino, cualquiera que sea la ruta que elijas para llegar hasta Santiago, no podía faltar en la lista. La Catedral la encuentras en la plaza del Obradoiro y claramente no puedes dejar de fotografiarla al final de tu viaje. La misa o la ceremonia del Botafumeiro son algunos de los ritos de los que puedes disfrutar.

Y estos son los lugares del Camino Francés desde Roncesvalles que bien merece la pena  visitar.

BUEN CAMINO!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.