Origen de las flechas amarillas del Camino de Santiago

Las flechas amarillas son un símbolo que nos evoca al Camino de Santiago. Las vemos en un sinfín de fotos. Cuando finalmente llegamos la Camino y nos embarcamos en nuestra mágica y mística aventura las vemos en muchos rincones: en piedras, pueblos, posadas.

Pero, ¿conoces realmente el origen de estas flechas? Sin duda sirven para señalar el “Camino hacia el Apóstol Santiago”, sobre todo a aquellos peregrinos que cumplen esta travesía sin guía. Hoy queremos contarte un poco más sobre su origen e historia.

Las flechas amarillas, símbolo del Camino de Santiago

El origen de las flechas amarillas del Camino de Santiago data del año 1984, cuando un sacerdote llamado Elías Valiña, quedando como un icono internacional, delimitó las zonas por donde debían pasar los peregrinos para culminar cualquiera de las rutas, usando tanto las flechas como las conchas de mar, que también son un clásico. Antes de dicha fecha, era más rudimentario el tema de orientarse y llegar al final de la ruta.

Tal ha sido su fama, que las flechas no quedaron únicamente para la utilidad práctica, sino que en el códice Calixtino es nombrado un símbolo jacobeo, por lo que tanto las flechas como las conchas se convierten en símbolos importantes para la historia del Camino de Santiago. Incluso, esto trasciende a nivel de que desde hace muchos años se da una concha como premio al haber terminado la ruta completa, además de la credencial correspondiente.

Para que sirven las flechas amarillas

El origen de las flechas amarillas del Camino de Santiago y su finalidad están muy claras, son la única forma de llegar a los refugios o restaurantes más cercanos, señalizando la ruta a seguir sin tener que estar escrito, así quien sea que llegue puede cumplir esta meta.

El sacerdote Elías sin duda alguna tuvo una excelente idea, comprando pinturas a los trabajadores que pintaban el rayado de las calles, siendo la forma perfecta de ayudar a los peregrinos que buscaban llegar a la tumba de Santiago el Apóstol, por lo que en la actualidad estas marcas son la referencia para saber que tomaste el camino perfecto. Esa era la finalidad de pasar días enteros pintando toda la vía española, sin importar tropiezos con los policías, aprovechó su coche para hacer de su parroquia también un punto turístico.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.