Las 4 mejores recetas para vivir una vida mejor

Marly Camino decidió seguir un número de recetas para ejercitar nuestra alma: Con las 4 mejores Recetas para una vida mejor de Maytee Sepulveda. Estamos siguiendo los consejos de una adorable escritora encontramos una increíble paz interior. Maytee es una comunicadora dedicada a difundir la palabra sobre el crecimiento y bienestar.

Recetas para una vida mejor 1: ¡Sonríe ante un nuevo día!

Al levantarte hoy, dedica un par de minutos a dar gracias por tener la oportunidad de respirar y ver el sol un día más. Alégrate de estar vivo. Eso te ayudará a tomar en cuenta cada aspecto positivo de tu día.

¡Hazlo tan pronto como puedas y compartamos el camino hacia el bienestar!

Recetas para una vida mejor 2: Cultiva la Amistad

Siguiendo los ejercicios para el alma propuestos por Maytte, esta semana nos corresponde trabajar y cultivar las amistades: “Encuentra tiempo para compartir con un amigo. Llámalo e invítale a tomar un café para conversar y pasar un rato. La amistad es uno de los grandes aliados para nuestro bienestar… Déjate ayudar o acompañar de los amigos y corresponde de la misma manera”

Drive to Sarria

Los amigos que haces en el Camino, con los que superas cada etapa, con los que celebras cada paso y lloras cada sentimiento que desprendes mientras caminas. Esos amigos que se convierten en tu familia, en esa familia que eliges y debes mantener cerca. Esas son las personas que hay que cultivar, que te ayudan en momentos difíciles y en momentos felices, los que te refrescan el alma y te permiten seguir adelante. En Marly Camino hemos hecho tantos maravillosos amigos que esperamos que se queden a nuestro lado, amigos que esta semana llamaremos para compartir un poco. El dolor se reduce, la felicidad se multiplica y los proyectos se materializan cuando se comparte con otros.

Dedícales tu tiempo

Es importante que activamente cultivemos nuestras amistades. Nuestra amistades incluyen: familia; pareja; madre; padre; hermanos; primos o cualquier persona puede ser, y usualmente son, tus amigos cercanos. En nuestra vida tan ocupada, a veces damos por sentado nuestras relaciones y olvidamos llamar, olvidamos preguntar “¿Cómo estás hoy?” y olvidamos muchos otros detalles sencillos que nos hacen sentir que nos preocupamos y conocemos mutuamente.

¿Tienes a esas personas en mente? Dedícales un tiempo esta semana, transforma tu actitud y sigue ejercitando tu alma.

Recetas para una vida mejor 3: Valora las cosas pequeñas

Continuamos con las Recetas para una vida mejor, nos recuerdan lo necesario que es consentirnos y darnos pequeños gustos que nos hagan felices para así  lograr un equilibrio adecuado en nuestra vida. “Recuerda que los pequeños placeres que nos damos de vez en cuando son la sal de la vida. Hoy no permitas que otros decidan por ti, elige la película que vas a ver, la ropa que te vas a poner, lo que quieres comer.”

Nutre tu alma

A veces estamos tan concentrados en el trabajo, la rutina y complacer a los demás que olvidamos cuidarnos y complacernos con cosas pequeñas que, a la larga, son tan importantes como cumplir con fechas, reuniones y diligencias. Nutrir nuestra alma es un ejercicio que se compone de muchos elementos pequeños, todos enfocados hacia TU felicidad. Bien sea rodeándote de amigos, como hicimos la semana pasada, o complaciendo ese capricho, con todos estos ejercicios queremos alcanzar la tranquilidad y la alegría plena.  Dándonos ese gusto nos sentiremos satisfechos y encontraremos la energía para continuar con nuestras actividades diarias, sonreír y recordar lo bella que es la vida.

Esta semana organízate y abre un espacio en tu agenda para TI y lo que tu quieras hacer. Las recetas para una vida mejor incluyen: ir al cine, comer en tu restaurant favorito, salir a trotar, pasar toda una noche viendo tu serie favorita, dormir una hora más. Haz lo que sea que te haga feliz y verás como este pequeño ejercicio te renovará y estarás un poco más cerca del tan deseado bienestar.

Recetas para una vida mejor 4: Aceptar a los demás

El reto propuesto por Maytte es aceptar las personas que te rodean. Pasa a menudo que nos llenamos de expectativas muy altas y cuando estas no se cumplen nos podemos sentir ofendidos o heridos.

recetas para una vida mejor“Deja de esperar tanto de tus seres queridos y hasta de los extraños…Cuando esperamos tanto de los demás generalmente nos sentimos frustrados si las personas no actúan o no nos dan aquello que esperamos”.

Cada ser humano es de una manera, han sido criados así y se definen con ciertas características. Esto forma parte de la belleza del universo, esa confluencia de personas iguales pero increíblemente diferentes es lo que nos hace disfrutar de las buenas conversaciones con nuestras amistades. La verdad es que para mantener esa belleza es importante que entendamos y lleguemos a apreciar a cada persona como ser individual con sus aspectos positivos y negativos. Sin duda la fórmula para mantener cerca a las personas que nos rodean es aceptarlos tal cual como son. Sin embargo, a veces idealizamos a nuestros amigos, a nuestra familia y hasta a extraños porque nos enfocamos en lo que creemos que pueden ser o hacer y no en lo que en realidad son. Esto es egoísta y puede generar presión e inseguridad en otros.

Las personas son como son

Si somos inteligentes podemos aprovechar y aprender de nuestras diferencias. No podemos olvidar que cada persona y cada situación tiene algo que enseñarnos. Cuando vemos y aceptamos a las personas como son y los respetamos, podemos empezar a comprender lo que en realidad significa amar. Aceptar y respetar van de la mano y son dos ingredientes claves para el amor.

Siempre deseamos que las personas nos muestren la mejor versión de si mismo, lo importante es saber diferenciar lo que le corresponde al otro y lo que nos corresponde a nosotros. Es labor de la persona mostrar esa versión, no es tu labor esperar que lo haga. Al final, la verdadera armonía se encuentra cuando nos concentramos en nuestras propias emociones, entendemos que cada persona tiene su forma de ser y dejamos a un lado las falsas expectativas para abrirle el camino al necesitado bienestar que viene al ser quienes somos realmente.

Sobre tus experiencias, ¿Tienes alguna receta para una vida mejor que nos puedas recomendar?