Senderismo en Picos de Europa- Historia de Marly en el Camino Lebaniego: Parte 2

Parte 2

Marly nos cuenta su historia en la ruta de Santo Toribio, la ruta de senderismo en Picos de Europa que ella realizó hace unos años con unas amigas, sin guías, sin internet o sin mayor investigación sobre el mismo. El camino que ella realizó es diferente a del Camino Lebaniego o Ruta Santo Toribio de Marly Camino, el que ha sido realizado con el máximo cuidado, considerando los mejores momentos de su viaje, añadiendo mejores rutas y quitando todos los momentos difíciles de su experiencia. Para ver la Primera Parte del Blog: Clic AQUÍ.

La ruta Santo Toribio o realizar senderismo en Picos de Europa, es una preciosa alternativa al Camino de Santiago de Compostela. 2017 es año Jubilar en Santo Toribio, al completar el Camino se puede recibir la indulgencia plenaria de la Iglesia. Liébana es una de las comarcas más hermosas de España, un verdadero paraíso para los amantes de la naturaleza. Es un recorrido desde el mar hasta la montaña que pasa por los impresionantes Picos de Europa, la sierra de Peña Sagra y la cordillera Cantábrica.

Picos de Europa

Tercera Etapa : Abanilla hacia Cicera.

Saliendo por el puente del Rio Nansa atravesamos los pueblos de Bielva, Cades, Sobre la Peña (Quintanilla), aquí por cierto comimos muy mal y muy caro. Pasamos Lafuente, Burió, Collado de Hoz hasta llegar a nuestro destino final del día: Cicera.

Al realizar el senderismo, cada vez comenzábamos a entrar más en valles típicos de montaña: la naturaleza pura, pero por supuesto mucho más duro. No vimos ningún peregrino. Solo vimos coches que pasaban cuando nos tocaba caminar por la carretera. Estábamos bastante solas. Cuando descansábamos nos reíamos de nosotras mismas, y yo les decía: “Chicas que no nos pase nada, porque allí no se entera ni Dios.” Los pocos letreros que conseguíamos en la mayoría de los casos te anunciaban dos opciones para seguir el Camino, y la verdad que nunca sabíamos si habíamos tomado la mejor opción hasta que finalizamos la última etapa.

En Cicera llegamos a Molino de Cicera. Una espectacular casa rural, que solo se encuentra realizando este senderismo en Picos de Europa. Un lugar tan espectacular como su dueña, la famosa ASUN, una mujer encantadora, servicial, y además muy conocedora del Camino. Asun fue nuestra Salvadora ya que era la primera persona que conseguimos que nos hablaba con conocimientos reales. Por supuesto que desde que nos conoció, mas nunca le dejo de sonar el móvil, la llamábamos todo el tiempo ya que para nosotras era como la guía de Michelin. Jajaja.

Además de ser guía turística, nos llevo al mirador de Santa Catalina, no se lo pierdan, es impresionante la majestuosidad del maravilloso senderismo en los Picos de Europa. Es increíble como se ven desde aquí las montañas. Ella también nos llevo a un balneario ubicado en la Hermida donde nos dimos un baño en un manantial con agua de aproximadamente 60 grados de temperatura. Fue súper relajante.

Cuarta etapa: Cicera hacia Potes

Siguiendo las recomendaciones de Asun, llevamos solo una mochila para las 3 chicas. Empacamos solo las cosas más importantes ya que era una etapa sumamente dura y de mucha montaña. Las otras maletas las enviamos a Potes con el panadero del pueblo. Jaja que aventura!

Salimos de Cicera muy temprano camino a Lebeña. Un tramo de con muchas subidas y bajadas pero realmente con una naturaleza hermosa. Cada vez estábamos mas solas, aquí lo único que se escuchaba era el ruido del silencio. La cosa comenzó a ponerse difícil, no estábamos seguras si íbamos por el camino correcto, llamábamos cada media hora a la pobre Asun, quien nos decía que buscáramos una casa que tenía un árbol. No me podía imaginar una casa en un lugar tan desolado.

Había mucha neblina, tanto que no nos veíamos ni a nosotras mismas. Creo que estábamos nerviosas pero no desesperadas,… hasta que tuvimos muy de cerca un montón de vacas y toros!! Llamamos a Asun ya muy nerviosas, y no se le ocurrió otra cosa que decirnos, que “tuviéramos cuidado porque podían ser peligrosas”, No podía creer que ella diga eso en ese momento tan difícil, me arrepentí un poco de realizar este tipo de senderismo por los Picos de Europa.  y además no pudo terminar de decirme por donde era el camino porque nos quedamos sin cobertura.

Gracias a Dios la neblina se fue, pero estuvimos alrededor de dos horas perdidas dentro de un paraje virgen, intacto, lleno de acebo (plantas navideñas). Encontramos un letrero que decía Lebeña 3,5 kms: 1h 20 (Sendero de montaña: pasos difíciles). Comenzamos a subir hasta que llegamos finalmente a Lebeña, vimos a una señora y corrimos a preguntarle cual era la ruta que debíamos tomar para ir a Potes. También vimos un letreo con una flecha que decía  “Santo Toribio de Liébana – 24 kilómetros”. No saben la emoción!!! Por fin vimos alguien y algo…..ajaja, Pero lamentablemente solo fue por unos segundos.

Lebaniego pilgrimage

Odisea al realizar senderismo en Picos de Europa

No teníamos ni 20 minutos caminando y nos grita una señora desde la ventana de su casa: “¿Están locas?…¿Como van a ir por allí?” Después entendimos: Habíamos tomado la peor ruta, una ruta muy peligrosa. Nos fuimos por el Desfiladero de la Hermida. Tienen que ver las pocas fotos que pude tomar para que me lo crean. Estábamos al borde de un precipicio, ya no caminábamos, nos arrastrábamos por las inmensas paredes de roca caliza.

Yo tengo un gran defecto o a lo mejor gran virtud, y es que cuando más nerviosa estoy me entra un ataque de risa, y mi amiga se ponía furiosa porque no le parecía nada gracioso. Y más aun cuando comienzo a bromear preguntándole que si tenían algún seguro de vida. Uhhyyy me quería matar. Tirábamos la mochila y luego nos arrastrábamos evitando mirar hacia abajo que estaba la carretera. Por fin desde allí, salimos a la carretera , al pueblo Castro Cillorigo.

Seguimos por ahí hasta llegar a Tama donde conocimos a Chucho, dueño del Bar Casa Felipe donde nos atendieron de maravillas, (bueno me imagino la cara que traíamos). Pasamos por Ojedo hasta que finalmente llegamos a Potes realmente destrozadas a las 7.45 de la noche, pero “vivitas y coleando”.

La impresión más grande fue encontrar en Potes tantos Peregrinos, bueno a lo mejor no eran muchos, pero a mí me parecían un montón. Por un segundo dude de mis habilidades (jajja), pensé que todos habían hecho lo mismo que nosotras y estaban allí desde hace mucho, porque tenían cara de muy relajados. Por supuesto que NINGUNO había hecho la ruta de nosotros, creo que no existía esa posibilidad para nadie, era una ruta muy riesgosa para hacerla caminando. Todo el mundo estaba horrorizado pero la verdad que después de todo nos sentíamos heroínas….ajaja

 

Quinta etapa: Potes hacia Santo Toribio de Liébana. Destino Final

Solo a 3 kilómetros de Potes se encuentra el Monasterio de Santo Toribio, se considera el monasterio más antiguo de España donde el culto se ha mantenido ininterrumpidamente. La misa del peregrino recuerdo que fue realmente muy linda, con una música muy conmovedora. Y recibimos nuestra muy merecida indulgencia plenaria.

Hasta aquí llego nuestro Camino. Hoy contándoselos lo he vuelto hacer y les digo que no dudaría en regresar. Quede muy impactada con la belleza de Cantabria y del Senderismo en Picos de Europa. Tener tan cerca los majestuosos Picos de Europa fue realmente emocionante, me sentí muy privilegiada. Para mí fue una vivencia excesivamente espectacular e imborrable.

 

Si quieres saber más de la Ruta Santo Toribio de Marly Camino, no dudes en contactar con nosotros. REALMENTE CANTABRIA ES HERMOSA.

 

Ligia Muci Ramos.